Regresar

 Óscar Chávez, 83 años de canto inquebrantable

Ana Valentina López De Cea

Óscar Chávez (CDMX, 20 de marzo de 1935) estudió teatro en la Escuela de Arte Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes, INBA y en la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM. Su actuación en la película Los Caifanes le valió dos premios cinematográficos: una Diosa de Plata y un Heraldo. Participó también en la grabación de más de 200 programas de radioteatro para radio universidad (UNAM).

Sin embargo, el área de su especialidad y en la cuál se ha desarrollado de forma destacada, aportando un invaluable legado a la cultura mexicana, es la música.

Óscar Chávez es reconocido por su infatigable labor de investigación y difusión de la música tradicional mexicana, así como por sus aportes como autor de temas que ya son considerados clásicos. Premiando el arte popular como temática ha grabado más de cien discos. Como muestra de esta labor, cabe aquí señalar que ha dedicado producciones a los géneros musicales específicos de distintas regiones del país: Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Guanajuato, Guerrero, Nuevo León, La Ciudad de México, Yucatán; y también a aspectos particulares constitutivos de nuestra cultura: la canción ferrocarrilera, la canción de protesta, la navidad mexicana y las festividades de muertos, por mencionar algunos.

Chávez ha extendido los márgenes de su trabajo, para incluir en su vasto acervo músicas de otras latitudes que de alguna u otra forma se vinculan con las nuestras: música española, latinoamericana, infantil, tango y bolero romántico son claros ejemplos de esto.

Canta, recupera del olvido, rescata. Reanima canciones de compositores inmortales como Chava Flores o Rafael Elizondo. Difunde canciones de autores como Pancho Madrigal, suma su voz a otras generaciones como lo hace con el grupo Panteón Rococó y continúa escribiendo nuevos temas enriquecidos de todas estas búsquedas y descubrimientos.

Señalaba Augusto Monterroso que:

“El fruto de su acertada determinación es bien conocida en México, en los países de nuestra lengua y en otros en que esas tres modalidades con que se entregó a su arte son altamente apreciadas: sus presentaciones personales, su rescate de canciones populares perdidas u olvidadas, sus discos”.

Y es que se ha presentado en los principales escenarios de toda la República Mexicana, en los 32 estados. Desde Bellas Artes (siendo uno de los primeros cantantes de música popular en dar un concierto en este recinto en 1973) y el Auditorio Nacional hasta anfiteatros de pueblos y explanadas universitarias. Ha cantado además numerosas veces en Cuba, España, Ecuador, Perú, Argentina, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Estados Unidos.

Para rematar, nadie mejor que Carlos Monsiváis que así resumía en su texto Óscar Chávez, el relajo liberador, el trabajo de décadas de este artista:

“Desde hace años, Óscar Chávez – cantante, compositor, folclorista, antólogo, luchador social -, trabaja en una triple vertiente: rescate de la herencia lírica, presentación de nuevos materiales mexicanos y latinoamericanos, y manejo de las vetas satíricas de la canción. Él no jerarquiza, y si no le concede igual tiempo, sí le da igual importancia a lo viejo y lo nuevo, lo triste y lo divertido, lo épico y lo sensual”.

Hoy por hoy, sin lugar a dudas, Óscar Chávez es un certero referente del arte y las tradiciones populares mexicanas, así como un fuerte exponente de coherencia y compromiso social y político, pues desde su participación en el movimiento estudiantil de 1968, hasta su público y reiterado apoyo al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el llamado “Caifán mayor” ha puesto siempre su voz, teniendo por bandera la propia convicción como faro inquebrantable.

 

Enlaces

Marco´s hall con Panteón Rococó y Óscar Chávez.

El pájaro y el chanate en película Los Caifanes.
Chávez interpreta El pájaro y el chanate, en la escena de la funeraria en la película Los Caifánes (1966), de Juan Ibáñez.

Carta de Margarita
En esta grabación, que forma parte del disco México 68, vol. 1, Ofelia Medina lee una carta que una muchacha llamada Margarita le envió a Óscar Chávez en 1973. En ella le cuenta su vivencia en la masacre del 2 de octubre. Esta carta inspiró a Chávez a escribir la canción Flor roja, también incluida en el mismo disco, en la voz de Eugenia León.

Flor roja

Historias de vida- Óscar Chávez, programa de Canal Once

Regresar

Real Time Web Analytics